apuntes sobre estética

filosofía práctica

ideas sobre educación

materiales didácticos

textos escogidos

alumnos

curiosidades

 

índice

 

 

página de filosofía de jesús ángel martín

argumentos de la existencia de Dios

ensayos de alumnos sobre Dios


Anselmo de Canterbury: el argumento ontológico

Así, pues, ¡oh Señor!, tú que das inteligencia a la fe, concédeme, cuanto conozcas que me sea conveniente, entender que existes, como lo creemos, y que eres lo que creemos. Ciertamente creemos que tú eres algo mayor que lo cual nada puede ser pensado. Se trata, de saber si existe una naturaleza que sea tal, porque el insensato ha dicho en su corazón: no hay Dios. Pero cuando me oye decir que hay algo por encima de lo cual no se puede pensar nada mayor, este mismo insensato entiende lo que digo; lo que entiende está en su entendimiento, incluso aunque no crea que aquello existe. Porque una cosa es que la cosa exista en el entendimiento, y otra que entienda que la cosa existe. Porque cuando el pintor piensa de antemano el cuadro que va a hacer, lo tiene ciertamente en su entendimiento, pero no entiende todavía que exista lo que todavía no ha realizado. Cuando, por el contrario, lo tiene pintado, no solamente lo tiene en el entendimiento sino que entiende también que existe lo que ha hecho. El insensato tiene que conceder que tiene en el entendimiento algo por encima de lo cual no se puede pensar nada mayor, porque cuando oye esto, lo entiende, y todo lo que se entiende existe en el entendimiento; y ciertamente aquello mayor que lo cual nada puede ser pensado, no puede existir en el solo entendimiento. Pues si existe, aunque sea sólo en el entendimiento, puede pensarse que exista también en la realidad, lo que es mayor. Por consiguiente, si aquello mayor que lo cual nada puede pensarse existiese sólo en el entendimiento, se podría pensar algo mayor que aquello que es tal que no puede pensarse nada mayor. Luego existe sin duda, en el entendimiento y en la realidad, algo mayor que lo cual nada puede ser pensado.

Proslogio, cap. 2 (en F. Canals Vidal, Textos de los grandes filósofos. Edad Media, Herder, Barcelona 1979, p. 67).

 

TOMAS DE AQUINO. Suma Teológica. Primera Parte. Cuestión Segunda

La segunda vía se basa en el concepto de causa eficiente. Encontramos que en las cosas sensibles hay un orden de las causas eficientes; sin embargo, no encontramos, ya que no es posible, cosa alguna que sea causa eficiente de sí misma, porque, si así fuere, sería anterior a sí misma y esto es imposible. Ahora bien, no es posible prolongar indefinidamente las causas eficientes, porque en todo orden de las mismas, la primera es causa de la intermedia, sea ésta una o varias, y ésta, a su vez, causa de la última y puesto que, suprimida una causa, se anula su efecto, si no existiese la primera de las causas eficientes, tampoco existiría la intermedia ni la última. Por tanto, si se prolongasen indefinidamente las causas eficientes, no habría causa eficiente primera y, en este caso, tampoco habría efecto último ni causas eficientes intermedias, lo cual es evidentemente falso. Por consiguiente, es necesario sostener que existe una causa eficiente primera, a la que todos llaman Dios.

La tercera vía, que se funda en lo posible y necesario, es la siguiente: descubrimos, entre las cosas, unas que pueden existir o no existir, ya que encontramos seres que llegan a ser y que dejan de ser y, en consecuencia, pueden existir o no existir. Ahora bien, es imposible que tales seres hayan existido siempre, pues lo que puede no existir alguna vez no fue. Así, pues, si todos los seres tienen la posibilidad de no ser, en algún momento no existió ser alguno. Pero, si esto es verdad, tampoco ahora debería existir ninguno, porque lo que no existe, no comienza a existir sino en virtud de lo que existe y, por tanto, si no existía ser alguno, era imposible que algo comenzase a existir y, en este caso, nada existiría, lo cual es sin duda falso. Por consiguiente, no todos los seres son posibles, sino que entre ellos es preciso que haya alguno que sea necesario. Y todo ser necesario o tiene la causa de su necesidad fuera de él o la tiene en él. Si la tiene en otro, puesto que no es posible prolongar indefinidamente las, causas necesarias, tal como hemos demostrado en el orden de las causas eficientes, es preciso que exista un ser necesario por sí mismo y que no tenga la causa de su necesidad fuera de él, sino que sea la causa de la necesidad de los demás seres, al cual todos llaman Dios.


ensayos sobre Dios

 

¿POR QUÉ NO, SIMPLEMENTE CREER?

Betriz Lafuente Fernández

Como dijo el famoso escritor Gabriel García Márquez: ‘No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad’. En la vida de los creyentes, la felicidad está muy relacionada con Dios ya que tiene una gran importancia para ellos. Aunque muchas veces algunas de las formas que tienen para ser felices los creyentes también son celebradas por los que no son tan creyentes. Con todo ello me estoy refiriendo a muchas de las tradiciones religiosas. Quizá no nos demos cuenta en el día a día, ya que no vamos a misa o no rezamos, pero cuando llegan fiestas como la navidad todo el mundo la celebra. Algunas las celebramos algunos simplemente por tradición, otros porque creen en ello. Pero continuamos celebrándolas y transmitiendo estas costumbres religiosas a los más pequeños. Para mí la religión es algo más que creer en Dios. Podríamos tomarla como una forma de ver, conocer y disfrutar la vida. Por ello en este ensayo me gustaría hablar de las celebraciones relacionadas con Dios en diferentes religiones ya que creo que tienen una gran importancia en la vida y que une a creyentes y no creyentes.

En primer lugar me gustaría comenzar hablando del judaísmo. Esta es una religión monoteísta que se basa en las enseñanzas de su libro sagrado la Torá. El pueblo judío cree en un Dios omnisciente, providente y omnipotente que creó el universo y escogió al pueblo para transmitir los diez mandamientos.

Una de las festividades más importantes del pueblo judío es el Rosh Hashaná, es decir el año nuevo judío que dura un total de dos días. En esta fiesta es tradicional orar en la sinagoga dónde se toca el shofár, un instrumento de viento fabricado con cuernos de animales puros. Se come con jalá, un pan trenzado. Otros alimentos típicos de este día son las manzanas bañadas en miel, pescado y granadas. No se permite trabajar. La mayor parte de los que no son creyentes no asistirán a la sinagoga para rezar, pero en cambio sí que comerán con los alimentos típicos de este día y no asistirán a trabajar compartiendo así una tradición religiosa con todo el pueblo judío.

Alrededor de noviembre y diciembre del calendario gregoriano acontece el Janucá que dura 8 días. Los judíos celebran su liberación. Se dice que la lámpara del templo ardió durante 8 días con aceite para tan solo un día. Por ello se encienden velas cada noche, se cantan canciones y se comen alimentos fritos y lácteos. Esta es una fiesta muy alegre en mi opinión ya que la música y la comida típica de estos días festivos dan un significado especial pero a la vez nos dan ilusión para que en este día seas feliz, esperarlo impacientemente y que no sea un día más del año.

En marzo se celebra el Purim recordando a la reina Ester que arriesgó su propia vida para salvar al pueblo judío de ser aniquilado por un hombre que quería terminar con los judíos. En este día se ayuna y se lee la Meguilá a gran velocidad y haciendo ruido cuando pronuncian Amán para conseguir que ese nombre sea borrado. Tras el ayuno se hace un gran banquete donde se bebe vino y se canta. Se suele disfrazar a los niños pequeños. Con ello hacen participar a los más pequeños en algo propio de la religión.

Por último entre las fiestas judías me gustaría hablar de la Pascua que conmemora la liberación del pueblo Judío cuando salieron de Egipto. La festividad dura 8 días y no se puede comer alimentos con levadura por la creencia que sus antepasados no tuvieron tiempo para dejar fermentar el pan al huir de Egipto.

En general en la mayoría de las fiestas judías está implantado el ayuno. En mi opinión el ayuno no se tendría que implantar en estas celebraciones ya que aunque sus antepasados en ese momento no pudieron comer ahora ellos pueden y recordarles ya es una forma de agradecerles lo que hicieron por el pueblo.

También me gustaría reflejar las tradiciones del Islam. Esta es una religión monoteísta en la que se identifican con Abraham, se basan en el libro del Corán. Para ellos no hay más Dios que Alá y su último mensajero fue Mahoma.

Las dos festividades más importantes son el Eid al-Fitr (final del Ramadán) y el Eid al-Adha, también conocida como fiesta del cordero. En la primera de ellas se celebra un desayuno que marca el fin del ayuno de un mes marcado por el Ramadán. Algunas de las costumbres de este día son estrenar ropa nueva (en los hombres blanca para representar la pureza), también se visitan otras casas, comen la comida típica y los niños suelen recibir regalos. Algunos de los requisitos recomendados son bañarse, vestir bien utilizando un buen perfume o despertarse de madrugada e ir a rezar la plegaria.

La segunda fiesta conmemora el pasaje del Corán en el que Abraham casi sacrifica a su hijo Ismael para Dios y en cambio Dios le para y Abraham acaba sacrificando a un cordero en su lugar. Los creyentes aprovechan para peregrinar a la Meca donde se sacrifica un cordero o una vaca aunque las familias que tienen la posibilidad también lo sacrifican e invitan a comer en sus casas a los vecinos y más allegados. Entre los más allegados las creencias de algunos son más fuertes que las de otros incluyendo incluso también los que no son creyentes se reúnen familia para celebrar este tipo de tradiciones como hemos visto en las dos últimas tradiciones del Islam.

A parte de las fiestas me gustaría hablar de la gran tradición que tienen los musulmanes y sobre todo la falta de poder de la mujer. Ellas están obligadas a obedecer a su marido a cambio de que sean cuidadas. Además se les obliga a taparse la cara con el velo o con el burka. No estoy para nada de acuerdo ya que tanto los hombres como las mujeres somos personas y por tanto tenemos los mismos derechos. Para esta religión la mujer solamente está para querer al marido. ¿Pero en realidad la mujer vale tan poco? Ellos te pueden responder a esta pregunta diciendo que la mujer es lo más valioso y que por ello el hombre la protege de las cosas malas de este mundo. Aunque en mi opinión la mujer es esclava del hombre. No puede haber algo que sea lo más importante y que no tenga libertad en sus actos. No poder actuar de la manera que una quiere porque tu religión te lo prohíbe me parece totalmente inapropiado. Porque una religión es escogida para disfrutar de sus enseñanzas y creer en algo más lejos de este mundo, no para sufrir con una persona a la que nos obligan a respetar para no ser repudiadas en la sociedad.

Pasando a hablar de otra religión llegamos al Hinduismo. No podemos dar una definición exacta de él, podríamos decir que mezcla la religión con la filosofía. El hinduismo no es simplemente una creencia en Dios, es un estilo de vida que busca la verdad de las cosas. El karma influye en nuestro futuro, ya que, cuanto mejor nos portemos en esta vida mejor ser será en el que nos reencarnemos.

Para los hindúes es tradición adornarse la frente con diferentes símbolos.

Cuando entran a vivir a una nueva casa se oficia una ceremonia para compartirla con Dios, en esta ceremonia está presente un sacerdote, el dueño de la casa, el constructor y algunos familiares. Las habitaciones son bendecidas y se entrega comida y regalos al sacerdote y a los asistentes. En esta ceremonia religiosa se invita a cualquier tipo de persona sea o no creyente y se bendice la casa entre todos. Los que no son creyentes también invitan a sus familiares a sus casas pero estas no son bendecidas por los sacerdotes. Se adapta una costumbre religiosa para los que no son creyentes.

La limosna es otra de las costumbres hindúes ya que los bienes materiales no son necesarios por ello hasta los más pobres son caritativos.

Hay animales sagrados como las vacas y los pavos reales aunque respetan a todos los animales sean sagrados o no porque son seres que tienen otra forma de vida pero no tiene por qué ser una forma inferior de vida. Por ello la adoración a los animales es algo muy presente en las costumbres hindúes. Tienen un gran respeto a la naturaleza que por supuesto es integrado por creyentes y no creyentes.

Por último quiero hablar del cristianismo ya que es la religión más extendida en España. Aproximadamente el 90% de la población española es cristiana. Es una religión monoteísta basada en la vida y enseñanzas del hijo de Dios, Jesús de Nazaret. Su vida y otros muchos pasajes están incluidos en el libro sagrado la Biblia. Esta religión está presente en muchos países pero ya que es la máxima religión de España hablaré de las tradiciones españolas aunque estas también están presentes en otros muchos países

La festividad más celebrada es la Navidad. Se celebra el 25 de diciembre y simboliza el nacimiento de Jesús en Belén. El día anterior se celebra una cena, la cena de Nochebuena en la que se reúnen las familias y cenan juntos. El día 25 las familias se vuelven a reunir y comen juntos. Las familias se reúnen aunque no exista ningún creyente en ellas. Simplemente son unos días especiales para todos y que hacen que las familias se reúnan por lo menos una vez al año aunque se encuentren a largas distancias a lo largo del año. El 6 de enero es otra de las fechas señaladas en el calendario ya que es el día de los ‘Reyes Magos’. Representa el día en el que los 3 tres Reyes llevaron al niños Jesús 3 regalos. Por ello se suelen hacer regalos sobre todo a los más pequeños. A estos se les dice que han venido los reyes magos a traerles los regalos.

Durante finales de diciembre y principios de enero en las casas se comen dulces navideños como los diferentes turrones, mazapanes, polvorones…También se suele colocar el belén en el que se representa el nacimiento de Jesús con pequeñas figuritas que representan a los pastores, a los reyes, el misterio…Aunque en estas fechas también podemos disfrutar de grandes belenes en las diferentes iglesias de las ciudades y pueblos. También en estas fechas suenan canciones referidas al nacimiento de Cristo llamadas villancicos. La ciudades y pueblos son adornadas con luces.

Otra tradición importante es la Pascua. En ella se conmemora la resurrección de Jesús y marca el final de la semana santa cuyas fechas dependen de cada año. En este día se celebran procesiones religiosas y celebraciones litúrgicas. En los países occidentales es tradición intercambiar huevos de pascua generalmente hechos de chocolate.

Estas son solo algunas de las muchas religiones y tradiciones que existen en las diferentes culturas. En mi opinión tanto creyentes como no creyentes las pueden disfrutar ya que son una forma de unión y de conseguir unos lazos de unión más fuertes en las familias. Claro está que si no crees en Dios ciertas costumbres más propias de la religión como rezar o el ayuno no las tienes por qué celebrar. Además cada uno tiene que tener libre elección de la creencia en Dios. No porque por ejemplo tus padres o tu marido sean de esa religión tú tienes que acatar esas costumbres como por ejemplo las mujeres en el Islam, de lo que estoy totalmente en desacuerdo como ya he hablado antes. Si algo te hace feliz no hay que dudar en disfrutarlo exceptuando claro está cuando perjudica al resto de personas.


La religión como manipulación

Autor: Guillermo Pérez Hernandez

El concepto de Dios, o de Dioses, ha influido durante toda la historia , y existan o no estos seres superiores en los que gran cantidad de población cree, no es esto lo más importante si lo pensamos un momento. Lo más importante es cómo el hombre ha "agrupado" a los creyentes de unos y otros Dioses creando distintas religiones, y de este modo, cómo han decidido "cobrar" estas religiones a sus seguidores a cambio de lo que ellos buscan en estas. Nos encontramos con un factor de gran trascendencia ya que ofrecen algo que las personas buscan y a cambio de eso se puede obtener un gran beneficio, sin duda susceptible a la influencia de los intereses y necesidades de los humanos , pero ¿Qué intereses y que necesidades?
Es bastante lógico pensar que las religiones surgen del ser humano, ya que a pesar de que uno o varios Dioses existieran esto no implica que todo aquello que se dice en las religiones sea palabra de Dios. Porque si todo aquello que las religiones predican fuera palabra de Dios, no podríamos hablar de religiones, sino de una única religión con unos seguidores totalmente de acuerdo. Sin embargo nos encontramos más de una religión, incluso nos encontramos algunas distintas que comparten un mismo Dios, que están enfrentadas o son contrarias, por ejemplo la Religión cristiana católica y la Religión cristiana protestante. Esto nos indica la evidente influencia del ser humano en las religiones, y tal vez en unas más que en otras, pero sin duda toda religión , por ser creada por el ser humano, acaba acomodándose a sus intereses y necesidades para crear algo que tranquilice las continuas preguntas que atormentan la mente de todo ser humano. Y a lo largo del a historia tenemos grandes ejemplos de esto.

Comencemos con el origen de la religión ,nos encontramos gran cantidad de religiones politeístas que la población daba como explicación para todo aquello que ocurría en la naturaleza que les rodeaba. Es evidente ya, que la necesidad y el interés humanos fueron los que desencadenaron las religiones. Unos decidieron llamarle Thor Dios de los truenos y otros le llamaron Zeus, el Dios del cielo y de los Truenos, pero en ambos casos se buscaba una explicación para aquello que el humano necesitaba conocer para tranquilizar su mente. Así, a medida que surgieron nuevas explicaciones más cercanas y con fundamentos lógicos y no irracionales, las religiones comenzaron a perder su peso. Se había encontrado otra respuesta que convencía más a una parte de la población que deja de ser creyente y busca su tranquilidad en la lógica y no en la religion. La necesidad o interés de conocer del ser humano es algo que puede llevar a la búsqueda de la respuesta en la creencia religiosa.

Podemos revisar otro periodo de la religión, entre el siglo V y el siglo XV en Europa. Nos encontramos en la edad medieval donde la evidente decadencia científica y cultural, acompañada de temores como la peste y una calidad de vida pésima para la mayoría de la población, causaban un gran temor en los ciudadanos. Y ante estos temores se necesitaba algo en lo que creer, para mitigar el miedo , para justificar la vida, para mantenerse cuerdo ante las dificultades, y de aquí la impresionante influencia que tenía la religión sobre la población. Ya que esta promete la salvación y la felicidad, dando esperanza a todo aquel desamparado que no tuviera en lo que creer. Añadiendo esto a que, la cultura estaba en decadencia, nos lleva a un monopolio de creencia casi absoluto en la religión. Y para mantener su poder fueron utilizadas prácticas imperdonables desde el punto de vista moral. Por ejemplo, la inquisición por parte de la religión Católica apostólica, que justificaba la muerte de gran cantidad de inocentes porque no compartían la religión mayoritaria, sin darle importancia al principio de igualdad que esta supuestamente predicaba. Es evidente la influencia del interés de los altos cargos de la religión por mantener a la mayor cantidad de la población en la doctrina cristiana. Aunque las personas no creyeran en ella, muchas llegaron a creer simplemente por mantenerse con vida. De este modo cuantos más adeptos tuviera, más beneficio obtendría y más poder acumularía. Si este ansia de poder y beneficio no es evidente , aún quedan más hechos que corroboran la influencia de las necesidades y los intereses en la religión.

Continuamos en la Edad Media, más concretamente en el siglo XI cuando surgen las indulgencias; Pagar una cantidad de dinero, dependiendo del motivo por lo que se halla impuesto una penitencia, para eliminarla o evadirla.Se le imponían a una persona cuando cometía un pecados, y este era castigado hasta que se arrepentía . Estas penas mantenian a la gente atemorizada dentro de la religión Cristana ya que podrían llegar a ser muy crueles. Así si tenias dinero podías cometer pecados y salir intacto y perdonado. Una muestra más del interés económico que la iglesia, que llega a VENDER el perdón de Dios, siendo el beneficio para la institución y sus , siendo evidente que Dios no quiere ese dinero para nada y ni mucho menos perdonaría a alguien por pagar.

Aún así no hace falta irse al pasado para encontrar la manipulación del concepto de Dios en busca única y exclusivamente de beneficio económico o de otro tipo. Un evidente ejemplo de esto son las sectas que crea una persona o un grupo de personas que deciden aprovechar las inseguridades de otras personas para obtener beneficio. Así inventan un nuevo Dios o Dioses que prometen la salvación y que generalmente amenazan con un fin inminente del que se obtendrá la salvación si uno paga una cantidad de dinero o hace una serie de favores a aquel que se autoproclama líder de la secta. Una forma de aprovecharse del miedo de las personas a morir para intereses humanos íntegramente económicos y sin duda poco morales y deshonestos. Estas religiones no tienen generalmente tanta importancia como las mayoritarias, son un ejemplo de la evidente perversión a la hora de utilizar el concepto de Dios como forma de obtención de beneficios. Utilización de Dios exclusivamente para beneficiarse y no para ayudar a nadie a salvarse de un hipotético meteorito o fin del mundo. Sin duda demuestra a lo que pueden llegar algunas personas por buscar un provecho propio.

Tenemos más ejemplos de la influencia del interés de una persona en la utilización de la idea de Dios. En este caso nos vamos a la Inglaterra de finales del siglo XV y principios del siglo XVI, cuando reina Enrique VIII. Ante el rechazo del papa a concederle el divorcio con Catalina de Aragón , Enrique VIII decide crear su propia "variante" de la religión de la que se autoproclama líder. En esta religión se incluye la aceptación del divorcio, algo que en la religión Cristiana no le permitía. De este modo Enrique VIII pudo divorciarse de Catalina de Aragón y casarse con Ana Bolena en 1533. Vemos como el interés de este Rey le lleva incluso a hacer su propia variante de la religión Cristiana para poder hacer lo que él quiere sin estar mal visto por el Dios Cristiano, que es lo que él buscaba desde el principio. Del mismo modo nos encontramos con la monarquía autoritaria en Europa en la que los reyes eran "proclamados" por Dios, y a la muerte de uno , Dios supuestamente elegía al siguiente. De este modo surgieron reyes como el propio Enrique VIII que afirmaba ser el elegido de Dios y por tanto el que debía reinar. Pero Enrqique VIII no podia traicionar al Dios que supuestamente había decidido que el sería el rey, así que creó esta variante de la religión en la que ese mismo Dios veía bien el divorcio, que en la religión Cristiana no estaba permitido.

Pero no solo son importantes los intereses de los altos cargos de una religión, también lo que las personas buscan uniéndose a la religión y esto explicaría el precio que están dispuestos a pagar. Por ejemplo una persona para no sentir la opresión de la iglesia cristiana y para poder estar casado con varias mujeres podría dejar de ser cristiano para convertirse a la Iglesia Mormona.

En mi opinión son pruebas suficientes de que la religión en algún momento ha estado influida por los intereses de cargos importantes ya sea en su origen o durante su historia, y sin duda no solo es la religión Cristiana la influida por estos intereses, también las demás tendrán casos de influencia del interés de unos cuantos por obtener un beneficio gracias al poder que les ha sido "otorgado" por uno o varios Dioses. Ofrecen cosas que la población busca a cambio de pagar un precio y no necesariamente económicos (rezos, penitencias, ayunas...). De este modo se obtiene una gran cantidad de poder concentrado en los cargos más importantes que son libres de manejarlo a su antojo y , si quieren manipular algun hecho estarían en la posibilidad de hacerlo y seguramente sus seguidores más fieles lo acatarían tal y como lo hiciera. Sin duda es un tema interesante, que demuestra la perversión del ser humano incluso en temas tan delicados como son las esperanzas y los miedos de la gente. Son capaces de utilizar un arma tan fuerte como la religión en su propio beneficio, pudiendo perjudicar a una gran cantidad de personas. No pongo en duda que también hay gente bondadosa en los altos cargos de la religión, pero está demostrado que el poder acaba corrompiendo muchos , y pone en evidencia la parte más egoísta de aquellos que lo detentan. En definitiva la corrupción existe donde halla un poder , y no solo en la religión, sino en otros importantes ámbitos de la vida como la ley o incluso dentro de un grupo de niños puede haber uno que intente mandar sobre los otros a la hora de hacer un trabajo del colegio. Al fin y al cabo estamos encadenados a una serie de necesidades , unas más importantes que otras que determinan nuestras conductas a veces en contra de lo que realmente sería lo correcto. Nadie esta libre de esto y menos en la sociedad de hoy en día en la que los intereses de unas personas pueden llegar a estar incluso por encima de la vida de otras, como en los robos o en casos extremos , a la hora de ocupar cargos políticos.

Hay que tener en cuenta que un acto no se justifica únicamente por las necesidades o intereses propios, debemos también pensar en como nuestras decisiones repercuten en los demás.


Y EL CEREBRO CREÓ A DIOS

Autor: Mario Martínez Mejías

Desde los albores de la humanidad, desde que el ser humano tiene conciencia, este ha intentado comprender y buscar significado a todo que le rodeaba preguntándose siempre el porqué de las cosas. Dado que al principio la capacidad humana de investigación era limitada, la mente humana comenzó a crear seres superiores responsables de los fenómenos naturales, y de esta forma encontrarles alguna explicación. De esta forma comenzaron las religiones animistas, desembocando finalmente en una gran mayoría de religiones monoteístas, con la creencia de un dios todopoderoso y creador del Universo y del hombre.

Pero, ¿existe realmente Dios? Y lo que creo más importante, suponiendo que pudiese existir, ¿es relevante en la sociedad humana actualmente? Y, ¿existe un dios universal para todas las personas?

En primer lugar, como he dicho antes, una causa que motivó la aparición de la creencia en Dios (y con Dios quiero englobar todos los nombres dados a ese ser superior y único por las distintas religiones) fue el buscar respuesta a fenómenos naturales. Pero en un principio, la mayor preocupación humana era aguantar vivo un día más, la supervivencia, y se cree que esta circunstancia también motivó la aparición de la idea de Dios. Esto es así porque el crear un ente superior ligado a todas las personas, la cooperación se hacía más sencilla; prometiendo una vida mejor tras la muerte, la gente era más partidaria a trabajar con otros para poder alcanzar esa segunda vida. Claro, que no todo era cooperación solidaria. También había gente que se autoproclamaba líder diciendo que Dios se comunicaba por ellos y pudiendo amenazar a la gente con castigos divinos, y por tanto consiguiendo el trabajo gracias al miedo.

No obstante, aun cuando gran parte de humanidad consiguió asentar de manera bastante segura la supervivencia, la idea de Dios siguió persistiendo. ¿Acaso tenían los hombres como fin último alcanzar a su creador?

Pero a medida que avanzó el tiempo se comenzaron a explicar fenómenos y aspectos de la realidad que nos rodead mediante un método más objetivo: la ciencia.

Así, por ejemplo, con la teoría de la evolución de Darwin, nadie duda hoy día (o casi nadie) de que el ser humano no ha sido creado por un dios todopoderoso, sino que es un producto de la evolución de la vida, y esta de la evolución de la materia. ¿Qué consecuencias tuvo esto? Pues relegar a Dios de una de sus funciones más importantes atribuidas durante miles de años; Dios no había creado al ser humano, y por tanto se alejaba de nosotros.

Una postura que se ha tomado como posible por algunos científicos para la existencia de Dios es situarle como primera causa eficiente del Universo. Este aspecto ha sido planteado durante muchísimo tiempo por filósofos o pensadores, como Santo Tomás de Aquino, con su Segunda Vía. No obstante esta forma de verlo solo lo define como eso, como una primera chispa creadora, y que no responde ni tiene porqué estar relacionada con las diversas características atribuidas a Dios por el cristianismo, el judaísmo o cualquier religión monoteísta, como la belleza absoluta, omnipotencia, omnipresencia y omnisciencia. Y esto sería suponiendo que el Universo tuviese un principio, pudiéndose pensar que es en sí mismo y no precisa de una primera causa, como sostienen las palabras del eminente cosmólogo Stephen Hawking:

"En tanto que asumamos que el Universo tiene un principio, tendríamos que suponer de igual modo que tiene un creador. Pero si el Universo es completamente autónomo y autosuficiente, sin límites o bordes (en espacio y tiempo), entonces no tiene principio o fin: simplemente es. ¿Qué necesidad entonces hay o qué lugar queda para un creador?"

Siguiendo estas palabras, podríamos aplicar el principio de la navaja de Ockham, según el cual, en igualdad de condiciones, la respuesta más simple suele ser la correcta.

En la polémica de Dios, podemos suponer que la respuesta más sencilla es situarle como creador de todo lo que existe; simplemente se responderían a las grandes preguntas con un "lo hizo Dios". Pero se puede ver de otra manera.

Si podemos explicar aspectos de la naturaleza por si mismos, mediante teorías científicas, introducir a Dios como explicación sería colocar un elemento sobrante, y por tanto complicar las cosas.

Por supuesto, hay muchas maneras más de intentar afirmar o desmentir la existencia de Dios, pero parece que cada persona, según esté estructurada su mente, cree unas posturas u otras.

Porque ese es otro punto de vista, el de la neurología.

Y al parecer, entre las personas creyentes y no creyentes existe una disposición cerebral distinta. Las estructuras neuronales, bien observadas, son distintas entre los individuos de un grupo y los de otro. En experimentos psicológicos, se ha observado que en audiciones de sermones religiosos con voluntarios creyentes y no creyentes, en cada grupo se han activado áreas cerebrales distintas, como el lóbulo prefrontal derecho, considerado el área de la fe.

Y esto se puede llevar a casos extremos. Por ejemplo, actualmente se ha observado que algunos casos de epilepsia del lóbulo frontal, asociados a esquizofrenias en ocasiones, los que lo sufren padecen alucinaciones visuales y auditivas que después producen sentimientos de extrema religiosidad en gente que nunca lo había sido. Esto nos lleva inevitablemente a pensar en las revelaciones de personajes históricos religiosos que dijeron tener contacto con Dios, como Juana de Arco, San Juan de la Cruz, San Francisco de Asís y un largo etcétera, y preguntarnos, ¿tuvieron contacto con Dios estos personajes o simplemente sufrieron ataques epilépticos?

Claro, que no es lo mismo ser religioso que tener un sentimiento de religiosidad, pues incluso muchos no creyentes tienen un sentimiento de abrumamiento ante la inmensidad del Universo y la propia existencia y que no tiene porque estar ligada a la creencia de un dios creador y dirigente. No hay mejor manera de describirlo que con las palabras mencionadas por el propio Albert Einstein:

"Mi religiosidad consiste en esa profunda convicción emocional de la presencia de un poder que se manifiesta en el universo incomprensible pero no de ningún Dios que premia o castiga ni que provea de inmortalidad alguna a ningún ser humano."

Y claro, no solo influye nuestro cerebro, también influye el ambiente, pues como las posturas actuales de psicología estudian, somos los que somos por nuestra genética y entorno. Así, gente con un ligero sentimiento de religiosidad pero no devota por naturaleza puede ser religiosa debido a su educación. Y si no, ¿cómo es posible que Darwin, siendo un profundo religioso debido a su cultura, al haber descubierto la selección natural dudase de la existencia de Dios y se convirtiese en agnóstico?

Viendo todo esto parece que la religión derivó de el sentimiento de religiosidad, y podemos hacernos esta pregunta: ¿es Dios acaso una idea que hemos intentado convertir en realidad?

"No hay religión verdadera, como no hay Dios universal verdadero, porque Dios no existe más allá del cerebro que lo concibe y alimenta. Al hombre sólo le queda la religiosidad, ese sentimiento caliente, el suyo propio, que le recoge en su intimidad única y diferente. Cada uno abraza a su propio Dios con el que vive y muere."

Estas palabras del libro El dios de cada uno del neurólogo Francisco Mora nos dirigen hacia una nueva forma de concebir a Dios, de entender el sentimiento de religiosidad en el mundo actual, en el que ya no es necesaria una explicación divina de los fenómenos que nos rodean, ya que esta explicación nos la proporciona la ciencia. Sin embargo a nivel único y personal pensar que hay algo por encima de nuestro entendimiento, algo que no llegamos a alcanzar, pero que no tenemos porque identificar con el Dios descrito por las religiones, nos alivia y reconforta frente al interrogante eterno sobre el significado de nuestra propia existencia.